Ya llevo 7 semanas con este gran reto de las 12 semanas Strong &  Health (así que aún quedan cinco), y los primeros resultados ya son visibles. Hoy te contaré el peso que he logrado perder, y cómo fueron los primeros pasos, para nada fáciles.

Porque cuando emprendes un reto como este hay que mentalizarse de que habrá días malos y días buenos, noches que tienes que controlarte y momentos en los que estás con amigos o familia y tienes que seguir adelante. Seguro que sabes de lo que te hablo. Porque debes tener claro que hay ocasiones en las que debes saber decir «no» cuando te ofrecen una comida o bebida porque choca con lo que pretendes. Nadie dijo que sería fácil. Es duro, si, pero se puede.

No es ninguna novedad que estar a dieta y mantener una vida social activa resulta bastante complicado. Busca el equilibrio y sigue consejos como los que ofrecen en Zumub.

Espero que lo que voy a repasar a continuación te sirva de guía para tu propio reto. Porque al empezar con este desafío tenía muy claro que tenía una gran responsabilidad en mis manos. Y lo cierto es que haciendo las cosas bien he comprobado cómo cada semana podía apoyarme en las sensaciones y resultados que iba apreciando. ¡Vamos allá!

📅 El reto empieza… antes del propio reto

La dieta que pudieras tener antes de iniciar el reto puede marcar el futuro del mismo. Obviamente resultará más fácil si ya tenías previamente unos hábitos equilibrados. En mi caso, uno de mis fallos eran las cantidades. Y también, siendo sincera, que me encanta comer fuera con mi chico. Me gusta disfrutar de nuevos sabores y de un buen cocido. ¿Por qué no?

Para lograr mi objetivo tenía que cambiar «el chip». Por lo menos durante las doce semanas que me había impuesto como plazo para lograrlo.

De manera que al emprender el reto me propuse:

  • Ser más estricta en lo que se refiere a las cantidades de todos los macronutrientes.
  • Cuidarme y no caer en tentaciones cuando comía fuera (sabiendo lo que ingería, es decir, siendo más consciente).

¿Y queréis que os diga la verdad? Si haces todo esto: FUNCIONA.

Analizando mis fallos en la alimentación antes del reto

1️⃣ Uno de los errores en los que caía era que ingería menos cantidad de proteína de la que necesitaba. Por ello al entrenar no generaba tanta masa muscular como hubiera deseado. Y eso a su vez hacía que mi quema diaria de calorías fuera MENOR. De manera que al final no bajaba de peso aunque quisiera (incluso practicando deporte casi a diario).

2️⃣ Mi ingesta de agua también era inferior a la que debería tener (y sobre todo por salud). Ya sabemos que si un cuerpo no dispone de suficientes líquidos no desecha las toxinas con tanta facilidad. Ahora, estoy intentando beber más agua y noto muchísimo los cambios. Incluso a nivel de sensaciones en mi piel, a la hora de ir al cuarto de baño o hasta en las movilidad y bienestar de mis articulaciones.

3️⃣ En lo que se refiere a Hidratos de Carbono consumía demasiados. No calculaba las cantidades y tampoco pensaba en limitarme a la hora de comer porque no tenía en mente un objetivo. Sabía que tenía que ponerme las pilas algún día, pero no «encontraba» el momento. Y es que con un bebé recién nacido y la casa patas arriba ¡no tenía tiempo ni de mirarme al espejo! 😉

4️⃣ Y el último fallo tiene que ver con el entrenamiento. No trabajaba con los pesos adecuados (necesitaba poner más) y no era tan constante como lo soy a día de hoy. Porque aunque parezca una obviedad no me cansaré de repetirlo: La constancia es uno de los puntos más importantes.

📝 Resultados conseguidos tras 7 semanas

Como ya adelanté desde el principio del reto este es un caso totalmente real y actualmente ya han pasado 7 semanas para mi. Ha llegado pues la hora de hacer una primera evaluación. Para mi el día marcado es el lunes 9 de marzo.

Cuando comencé el reto mi peso era de 72 kg (hay que decir que también había bajado 4 kilos porque antes de tener a mi bebé llegué a alcanzar los 76 kg). Tras siete semanas he conseguido llegar a 66,9 kg. Redondeando, he eliminado 5 kg en casi dos meses. Y mi porcentaje de grasa ha bajado un 4%, algo muy difícil de conseguir.

Así que estoy bastante contenta. Pero esto sigue.

A partir de hoy tengo que apretar las tuercas para ir un poco más allá. Hay que superarse. Necesito bajar más mi porcentaje de grasa e intentar mantener esa masa muscular que tanto me hace falta.
Pero os voy a decir algo muy importante: gracias a estos resultados mi motivación está creciendo cada día, y me da más fuerza para seguir adelante. Así que si estás a punto de rendirte no lo hagas: si yo puedo, tú puedes.

Linda Velásquez