Ya sabemos que para tener una vida sana hay que hidratarse. ¿Pero sabías cuánto puede llegar a ayudar en el reto de las 12 semanas beber agua como es debido? Después de tocar la alimentación, en este tercer post que hace un seguimiento a mi reto personal quiero ahondar en la importancia del líquido elemento.

Imagínate un río que transporta un caudal de agua limpia. Ahora piensa en este río que se va secando. ¿Qué conlleva esto? Pues que los restos se irán acumulando en diferentes zonas del lecho. Al no haber agua todo lo que cae en su interior y antes era arrastrado, ahora se queda estancado. Pues lo mismo pasa con tu cuerpo. Imagínate que los ríos están dentro de tu cuerpo y el agua que fluye depende de tu ingesta. Si ingieres poca agua el río se irá estancando y no podrá desechar todo aquello que quieres expulsar (toxinas, grasa, etc…). Si comprendes esta analogía, entenderás lo decisivo que resulta el líquido para tu cuerpo en tu día a día.

🌊 ¿Cuánta cantidad de agua beber?

No me gusta hablar de «cantidades» específicas de litros, pero lo que sí puedo hacer es compartir mi caso. Yo intento beber más de litro y medio o dos litros al día.

Puede que no te guste el agua. Si es el caso un truco que funciona bien consiste en preparar infusiones o tés.

Me suelo preparar un termo de 1 litro por las noches que me llevo al trabajo al día siguiente, y varío el tipo de té o infusión cada semana.

El azúcar que añado a estas infusiones es de tipo sacarina o estevia, aunque en ocasiones no uso ninguna. Eso ya depende de gustos.

Lo que no le pondré en este periodo será azúcar de mesa, azúcar moreno o miel. Este último es un alimento muy bueno pero contiene unas calorías que ahora mismo no requiero y de las que puedo prescindir.

🚰 ¿Qué tipo de agua beber?

También considero importante consumir el agua filtrada. En mi caso, compro agua mineral para las comidas y biberones de mi bebé, pero normalmente utilizo el agua directamente del grifo (en Madrid capital).

Pero por muy buena que sea el agua de grifo, en la actualidad contiene muchos elementos a los que no prestamos mucha atención:

  • Parásitos y bacterias que el ojo humano no aprecia.
  • Cloro y cloramina que pueden causar desde cáncer de colon y vejiga, hasta problemas en la salud hepática a largo plazo.
  • Además, podríamos encontrar algunos pesticidas y metales pesados.

El filtro de agua evita todo lo anterior, y además hay estudios científicos que aseguran que reduce hasta en un 33% el riesgo de padecer enfermedades gastrointestinales. Esto y mucho más es en lo que puede ayudarnos un filtro de agua y una jarra cuyo coste total es de unos 25 €. Y cada filtro que gastas mensualmente puede valer 5 €, aunque podrás encontrarlos más baratos en marcas blancas de los supermercados. En mi caso adquirí uno en un supermercado de la cadena Carrefour.

🥤 ¿Cuándo beber agua?

Bebo siempre un vaso de agua en ayunas, apenas me levanto (limpia las tuberías 😉 ) y de vez en cuando también añado un limón exprimido (costumbre de familia).

En cada comida también ingiero agua (cierto que menos de la que debería) pero como poco me tomo dos vasos.

A muchos no les gusta beber agua durante las comidas. Si es así plantéate beber el líquido elemento antes o después (sabiendo que si optas por hacerlo antes ayudará a reducir el apetito ya que llenas el estómago de líquido).

Por las tardes recomiendo tener también a mano una botella de agua. Yo siempre tengo una preparada, y algún día la acompaño con un batido de proteínas si no tengo nada que merendar o me quedo sin tiempo para hacerlo.

Y por la noche, antes de acostarme, también intento beber mi correspondiente vaso de agua. Hay quien no le gusta beber justo antes de dormir porque puede suponer tener que levantarse para ir al baño varias veces a lo largo de la noche. Si este es tu caso entonces no bebas antes de irte a la cama. Más bien opta por ingerir líquido en la tarde y antes de cenar.

Lo importante es que bebas agua durante todo el reto y, a ser posible, que lo conviertas en un hábito para siempre. No dudes en dejarnos tus comentarios sobre lo que opinas de este post. Y suscribiéndote a nuestra newsletter te mantendremos informado con muchos otros consejos.

Linda Velásquez

Suscríbete a nuestra newsletter